FOMENTO de LA CULTURA


EMPRENDEDORA Y EL AUTOEMPLEO

Coworking

Espacios de trabajo con grandes ventajas para el emprendedor

Probablemente el término coworking no te resulte desconocido. Se trata de uno de esos conceptos muy asociados al emprendimiento, que se ha convertido en una solución práctica, económica y muy valorada para muchos profesionales independientes. Cuando hablamos de coworking lo hacemos pensando en un espacio de trabajo colaborativo donde emprendedores y startups, e incluso pequeñas empresas ya consCoworking: espacios de trabajo con grandes ventajas para el emprendedorolidadas, desarrollan sus productos/servicios y, a la vez, tienen la posibilidad de participar en otros conjuntos.

Siguiendo esta línea, un centro de coworking es mucho más que una oficina compartida. Existen espacios comunes, equipamientos y servicios de los que los distintos coworkers hacen uso, pero lo que diferencia por encima de todo a esta modalidad de alojamiento profesional y trabajo es el ambiente que se busca crear entre todos.

Quizás por las propias características del coworking, e incluso por el cada vez mayor aumento de la economía y la transformación digital, estos espacios de trabajo colaborativo resultan especialmente útiles y atractivos para emprendedores de sectores concretos. Especialistas en marketing, fotógrafos, diseñadores, programadores, periodistas, expertos en publicidad online… suelen ser los perfiles más habituales en un coworking, aunque otros como los arquitectos, abogados, comerciales… empiezan a interesarse también por esta fórmula.

Si tu startup está dando sus primeros pasos, o si sencillamente has comenzado a emprender y quieres trabajar en un lugar creativo, rodeado de personas como tú, presta atención a estas cinco ventajas que te aporta un entorno de coworking.

El coworking te da flexibilidad

Una de las grandes ventajas del coworking para aquellas personas que se inician en el autoempleo es que estos espacios de trabajo colaborativo suelen ser muy flexibles, adaptándose bastante bien al ritmo de cada profesional. Así, aunque para muchos la opción de alquilar un puesto fijo es ideal, porque saben que pasarán la mayor parte de su tiempo en la oficina, para otros resulta más rentable hacerlo por horas, días o semanas, porque cuentan con viajar a menudo, visitar a clientes, compaginar su actividad con otras, etc.

En un centro de coworking tienes a tu alcance ambas posibilidades, puesto que gran parte de estos espacios compaginan tanto zonas de trabajo fijas, como otras flexibles. Además, también tendrás acceso a espacios, equipos y servicios compartidos, como por ejemplo las siempre útiles salas de reuniones (importantes si tienes que recibir a clientes o proveedores), impresoras o la ya imprescindible conexión a Internet, etc.

El coworking te permite establecer sinergias

Otro enorme valor de esta modalidad de alojamiento empresarial está en los lazos que te permitirá establecer con otros profesionales, lo que quizás convierte al coworking en lo que realmente es: más que un lugar de trabajo compartido, un espacio abiertamente colaborativo.

Y es que, al fin y al cabo, un espacio de coworking es un lugar donde profesionales de diferentes campos ponen en marcha proyectos con ayuda de especialistas en otras áreas complementarias.  ¿Eres diseñador y te viene bien tener cerca programadores? ¿Ofreces servicios de marketing y te entiendes a la perfección con expertos en publicidad? ¿Tu sector es el de la asesoría y siempre vas de la mano de buenos comerciales? ¿Y si todos estos profesionales trabajaran en un espacio común, sobre sus propios proyectos pero con la posibilidad de colaborar también entre sí? Esa es la sinergia que te da un coworking.

El coworking te ayuda a reciclarte continuamente

De la mano de lo anterior, estar en contacto directo con otros profesionales le aportará un valor incalculable a tu estancia en estos centros: un aprendizaje continuo. Esto es algo que experimentarás por dos vías diferentes. La primera, porque los proyectos colaborativos que surjan te darán la oportunidad de conocer mejor otras áreas, complementarias a tu labor. La segunda, porque un coworking es habitualmente un hervidero de actividades muy vinculadas con la formación: talleres, charlas, presentaciones, debates…

Gracias a esto te será mucho más fácil complementar tu perfil con nuevos conocimientos y habilidades… ¡sin salir de la oficina! Y, en muchos casos, en eventos propuestos o incluso impartidos por los propios compañeros de coworking.

El coworking te permite generar nuevos contactos

Por un centro de coworking pasan muchos profesionales, con perfiles muy diversos y por distintas circunstancias. Algunos buscan simplemente alojarse allí, de forma fija o puntual. Otros vienen a colaborar con ciertos coworkers, en un proyecto iniciado en común. Muchos, también, acuden interesados por esas jornadas de formación o actividades organizadas por el centro, que en ocasiones se abren al público.

Todo ello propicia que el networking sea algo habitual y muy fructífero dentro de estos espacios de trabajo colaborativo, y por tanto que tu agenda de contactos pueda aumentar con perfiles de interés casi a diario. ¿Necesitas la ayuda de un especialista en un área concreta? ¿Buscas un socio para tu proyecto? ¿Estás montando el mejor equipo para tu startup? Si conoces nuevas personas de manera continua, seguro que te resultará más fácil lograrlo.

El coworking te ayuda a reducir costes

Aunque la señalemos como la última ventaja, no significa que sea la menos importante. De hecho, para muchos emprendedores el ahorro de costes será fundamental, sobre todo si su proyecto da los primeros pasos y están explorando distintas fórmulas de financiación. Contar con un puesto en uncentro de coworking será mucho más económico que alquilar una oficina, sobre todo teniendo en cuenta el resto de beneficios añadidos, como los mencionados en este artículo. Por no olvidarnos de otros igualmente importantes, como que no tendrás que preocuparte por gastos de luz, Internet, etc., ya que suelen estar incluidos en la tarifa que pagues.

Pero además, debes tener en cuenta que la gran mayoría de espacios de coworking no sólo alquilan puestos fijos, sino que también ofrecen la posibilidad de acudir por horas o días sueltos. Esto puede resultarte muy económico si por el momento tu intención no es la de dedicarle jornadas semanales completas a tu proyecto, ya que te permitirá ahorrar importantes costes en alquileres innecesarios.

0

Check Also

Por qué elegir WordPress para la web de tu startup: pros y contras

Por qué elegir WordPress para la web de tu startup: pros y contras

Poner en marcha una empresa es una tarea que conlleva multitud de líneas de actuación. …