FOMENTO de LA CULTURA


EMPRENDEDORA Y EL AUTOEMPLEO

LA ESTRATEGIA, EL MEJOR CAMINO PARA EL CAMBIO

La estrategia está íntimamente ligada al cambio y lo primero que tenemos que saber para que se produzca un cambio es, precisamente, qué queremos que cambie, y con ese cambio qué queremos conseguir… aunque ya sabemos que todos los procesos de cambios son difíciles y dolorosos.

Y el problema del cambio es qué, muchas veces, tanto las personas, como las empresas quieren cambiar, pero se encuentran con que realmente no saben qué es lo que quieren SER y, como consecuencia, qué es lo que quieren que se produzca con ese cambio, por lo que lo primero que hay que tener claro, es saber qué se quiere SER, y haciendo un análisis de la situación de partida, diseñar un camino y unas rutas que nos lleven paso a paso a conseguir el resultado a través de ese cambio.

Todo cambio en una empresa es un proceso de transformación que, al fin y al cabo, tienen que realizar las personas de esa empresa y, como consecuencia, para que una iniciativa de cambio tenga éxito, hay que abordar los aspectos emocionales y de comportamiento de las personas que trabajan en la compañía, con la misma dedicación que los aspectos operativos.

Independientemente de lo que se quiera conseguir o de lo que se quiera SER, según Jeanie Daniel Duck, consultora de The Boston Consulting Group, un proceso de cambio siempre pasa por cinco fases:

  • *Situación de partida, estancamiento en el que la organización está sumida en su día a día y debe tomar la decisión de cambiar.
  • *Preparación. Fase en la que los líderes se comprometen con la planificación y la comunicación trasladando las ganas de cambiar a la masa crítica.
  • *Implantación. Previamente hay que compartir la visión la estrategia y el plan de acción, para que en las iniciativas que hay que poner en marcha para el cambio se involucren a todas las personas en los distintos niveles y/o áreas de la empresa.
  • *Determinación. Llegados este punto y en pleno desarrollo del cambio, existirán conflictos, enfrentamientos, fracasos pero, también pequeños y grandes éxitos que llevarán finalmente a conseguir resultados.
  • *Y por último, la consecución del cambio en donde después del duro proceso de pasar de la situación anterior a una situación nueva, futura e ilusionante, se empiezan a conseguir los resultados esperados.Resultado de imagen de estrategia

Cambiar no es fácil, pero se puede conseguir, quizá esta dificultad sea una de las principales razones por las que muchas compañías y demasiadas pymes no quieren enfrentarse a diseñar una estrategia de cambio porque van a encontrar muchas resistencias en el camino para salir de su “status quo”; pero necesariamente en el mundo del siglo XXI hay que estar dispuestos a avanzar y cambiar de otra forma desapareceremos del mercado.

¿O será que las empresas no saben cuál es su VISIÓN y por eso no saben afrontar un cambio?…

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador   Musashi asesores consultores

Check Also

Webinar “La caja de herramientas del emprendedor digital”

Deja un comentario