FOMENTO de LA CULTURA


EMPRENDEDORA Y EL AUTOEMPLEO

Gestión de la tesorería en el ámbito de la empresa

Cumplir con las condiciones y obligaciones de pago y procurar hacer efectivo el derecho de cobro hace que una empresa sea rentable y exitosa.

La gestión de tesorería consiste en la previsión, control y conciliación de los cobros y pagos, y de la organización de los mismos. Estar al día en su gestión, cumplir con las condiciones y obligaciones de pago, así como proteger y procurar hacer efectivo el derecho de cobro, es sumamente necesario para que una empresa sea rentable y exitosa.

La falta de control de los cobros puede provocar una falta de credibilidad por parte de los clientes. La falta de puntualidad en los pagos puede mermar la confianza del proveedor/acreedor en la empresa.

En general, en una empresa pequeña una sola persona puede llevar la gestión de cobros y pagos, pero si se trata de una empresa grande hay que distinguir a un responsable de clientes y a un responsable de proveedores.

Para conseguir una mayor eficiencia en el control de gestión de cobros y pagos es necesario utilizar una herramienta básica como son los programas informáticos de facturación y contabilidad.

PROVEEDORES:

La gestión de proveedores debe establecer las condiciones de compra y plazos de pago convenientes para la empresa. Se pueden establecer tres funciones básicas:

  1. Negociación: Es la manera de evitar problemas futuros a la hora de pagar. Hay que pactar un sistema único de pago y vencimiento.
  2. Gestión: La responsabilidad por la gestión se inicia cuando se formula el pedido y se cierra cuando se hace efectivo el pago.
  3. Control y supervisión: Conlleva la comprobación de que se ha realizado todos los pagos pertinentes según las previsiones de pagos a través de la emisión de un listado con una periodicidad establecida.

Los métodos de pagos a proveedores son los siguientes:

  1. a) Pagos monetarios
  2. b) Órdenes Permanentes
  3. c) Cargos sobre cuentas
  4. d) Pagos cheques
  5. e) Pagos electrónicos
  6. f) Efectos comerciales

CLIENTES:

La gestión de clientes debe establecer unas condiciones claras y seguras para la empresa. Se establece también tres funciones básicas:

  1. Negociación: Hay que negociar con los clientes las condiciones de cobro y el vencimiento que van a regir las operaciones comerciales entre las empresas.
  2. Gestión: Hay que determinar con exactitud las cantidades, el modo y cuando se van a cobrar las deudas a los clientes.
  3. Control y supervisión: Procede a comprobar que efectivamente se han realizado todos los cobros pertinentes según las previsiones de cobro.

Una gestión de cobro eficiente facilita al cliente el pago puntual, para ello es preciso cambiar el hábito de pago de los clientes por ejemplo ofreciendo una concesión de crédito a los clientes.

En mi opinión sin estas pautas es muy difícil llevar a cabo una eficaz gestión de la empresa. No controlar los cobros de los clientes y el pago de los proveedores supone la caída en picado del negocio. Hay que establecer una correlación entre el pago al proveedor y el cobro al cliente para que haya una fluidez de tesorería en la empresa.

Alejandro Caparrós Toro
Departamento Contabilidad
Musashi asesores consultores

Check Also

CEA y la Obra Social de La Caixa impulsan el programa “Transformando Futuro” para facilitar el empleo y el autoempleo de mayores de 45 años

• El Presidente de CEA y la Directora Territorial de Andalucía Occidental Caixabank han suscrito …

Deja un comentario