FOMENTO de LA CULTURA


EMPRENDEDORA Y EL AUTOEMPLEO

Earnings Before Interests, Taxes, Depreciations and Amortizations, o lo que es lo mismo EBITDA

Probablemente habréis oído hablar de este término en reuniones de negocios, entidades de crédito, prensa, etc. El EBITDA o beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Earnings Before Interest, Tax, Depreciation and Amortization) es un concepto que se utiliza desde hace décadas por las grandes empresas si bien, no está definido por las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera) ni tampoco lo está en nuestro Plan General de Contabilidad. Aun así, es un concepto que se utiliza frecuentemente. A veces se puede reconocer como margen operativo.

Tiene muchas utilidades, pero me detendré sólo en algunas de ellas que os pueden resultar de ayuda:

1. Empleo para valorar empresas

Se emplea como indicador en el método por múltiplos. En una estimación muy rápida. La empresa vale un número de veces el ebitda. Si una empresa genera un ebitda de 25.000 euros anuales aplicando un múltiplo de 6, la empresa vale 150.000 euros (6 x 25.000). Después se le resta el endeudamiento. Si debemos 40.000 euros a proveedores y a bancos. El valor neto es de 110.000 euros. No es muy sofisticado, pero se utiliza como método comparativo de otros más complejos.

2. Sirve para comparar tu empresa con el sector o competidores.

Ya que el ebitda no contiene intereses, impuestos o amortizaciones, se hace comparable con cualquier empresa. Las empresas pueden estar más endeudadas que otras, sus criterios de amortización (vida útil de los activos) distintos o menor tipo impositivo al gozar de ciertas ventajas fiscales que otras no tienen.

Si analizamos el resultado final de la empresa, que contempla los conceptos anteriores, puede darse la paradoja de siendo muy rentable, puede tener unos resultados mediocres sencillamente porque está muy endeudada o dicho de otro modo, unos intereses financieros muy altos que “se comen” el beneficio. Mirando el resultado final, no veremos el potencial que tiene la empresa para generar ganancias.

3. Parámetro que miran los bancos

Si vas a pedir un crédito al banco, van a analizar tu ebitda. Esto les indica si tienes el beneficio suficiente para poder devolver el crédito y pagar los intereses. Está muy directamente relacionado con la generación de efectivo.

Dicho esto, es una variable de tu empresa que debes vigilar para saber si estás en una buena posición o no. Es evidente, que necesitarás llevar una contabilidad lo más fiel posible para que el ebitda resultante, no lleve a conclusiones erróneas. Ni a ti, ni al banco. No cabe duda que cuanto más alto sea tu ebitda, mejor.

 

Check Also

CEA y la Obra Social de La Caixa impulsan el programa “Transformando Futuro” para facilitar el empleo y el autoempleo de mayores de 45 años

• El Presidente de CEA y la Directora Territorial de Andalucía Occidental Caixabank han suscrito …

Deja un comentario