FOMENTO de LA CULTURA


EMPRENDEDORA Y EL AUTOEMPLEO

CUALIFICACIÓN Y COMPETENCIAS DE LOS EMPLEADOS, INDISPENSABLE PARA EL ÉXITO

Seguramente ya habréis leído mucha literatura sobre Recursos Humanos y como gestionarlos. A mi modo de ver, en la creación de nuevas empresas se han de seguir una serie de pautas a la hora de elegir a los candidatos que desarrollarán más adelante los puestos de trabajo previstos.

1. Cualificación

La selección de las personas que van a desarrollar un puesto de trabajo no se ajustan a sus requisitos. Este aspecto se cumple más veces de lo que parece. La cualificación no tiene que ser universitaria si el puesto no lo requiere, pero sí que se debe pedir unos mínimos de conocimientos técnicos de la profesión que se va a ejercer.

“Para camarero o comercial sirve cualquiera”. Una frase muy habitual, pero no funciona. Las personas deben estar formadas con las técnicas de la profesión que vayan a ejercer. Hoy por hoy, los conocimientos sobre cualquier materia son muy avanzados de modo que a la hora de contratar a una persona, ésta debe acreditar haber adquirido una serie de conocimientos que necesitará para desarrollar las funciones propias del puesto.

“Contrataré a un/una Grado Universitario para que despache en la tienda”. Lo planteo como caso extremo, pero también se da. Esto es un tremendo error. Si los conocimientos del candidato son superiores a lo que exige el puesto, el empleado acabará frustrado y se marchará en cuanto tenga la oportunidad

En mi experiencia, he visto como Grados en ADE han dejado la empresa porque se les contrató para un puesto administrativo sin posibilidad de desarrollar una carrera profesional. Al final, el empleado deja la empresa y acaba siendo un gran trastorno para el empresario después de haberlo formado en el día a día de la organización. Mejor habría sido contratar a un Grado Medio o Superior de Formación Profesional en Administración de Empresas. Esta persona no se va y probablemente será feliz desarrollando su trabajo.

2. Habilidades

Para elegir al candidato, no basta con que acredite unos conocimientos técnicos. Deberemos pedirles además otra serie de competencias o habilidades. Para mí las habilidades más destacables son:

• El candidato o candidata ha de ser sociable. Debe sentirse cómodo con las relaciones interpersonales no ya sólo con jefes sino también con compañeros de trabajo, subordinados y con personas externas a la empresa (clientes, proveedores, organismos oficiales, etc.).

• Debe saber comunicar. Pueden darse muchos errores en el desarrollo del trabajo sencillamente porque las instrucciones internas o dadas por un cliente, no se supieron transmitir adecuadamente tanto en forma hablada como escrita.

Mostrar seguridad en lo que se hace o se dice. Se ha de demostrar confianza de cara a todo el mundo: compañeros, clientes, proveedores, etc. Lo contrario genera mala sensación e incomodidades.

Tener iniciativa. Va muy unido a la capacidad de mejora y resolución de problemas. No todo puede preverse en los procedimientos de la empresa. Ante una determinada dificultad, la persona ha de plantear soluciones y resolver problemas

Empatía empresarial. El candidato debe reconocerse partícipe del proyecto de la empresa que lo va a contratar. Su entusiasmo generará beneficios, aunque sean intangibles. Todos los empleados deben estar comprometidos con la empresa para hacerla cada vez más grande y mejor.

Estoy convencido que con grandes empleados se construyen grandes empresas. A sensu contrario, si las personas que trabajan no cumplen los requisitos expuestos, la empresa no funcionará. O al menos, todo lo bien que podría funcionar.

Juan Carlos Catalá Domínguez (ANALISER) 5 de septiembre de 2017

Check Also

CEA y la Obra Social de La Caixa impulsan el programa “Transformando Futuro” para facilitar el empleo y el autoempleo de mayores de 45 años

• El Presidente de CEA y la Directora Territorial de Andalucía Occidental Caixabank han suscrito …

Deja un comentario