Una buena presentación de un plan de negocios es esencial para que sea ‘vendible’ a nuestros inversores.

El plan de negocios es un elemento esencial para todos los autónomos y emprendedores que quieran poner en marcha su negocio, además de observar la viabilidad y el desarrollo de negocio, es la tarjeta de presentación ante los posibles inversores.

Existen muchos tipos de planes de negocios ya que cada uno tiene que ir acorde a las características del negocio, no obstante, aunque no hay un único ‘business plan’ sí que hay algunos puntos a tener en cuenta.Resultado de imagen de plan de empresa

  • Presentación de la idea y la empresa: se debe explicar la idea de negocio y en qué consisten los productos y las necesidades que pretender cubrir además de establecer el público objetivo al que va dirigido. No nos olvidamos de los objetivos a seguir y la estrategia a corto y largo plazo.
  • Análisis DAFO: Las siglas que corresponden a ‘Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Debilidades’, con este tipo de estudio se observa el comportamiento de consumidores y potenciales clientes, además de indagar en los posibles fallos y fortalezas. El DAFO debe ser lo más exhaustivo posible, ya que de él surgen los objetivos y la estrategia a seguir por la empresa.
  • La forma jurídica de la empresa constituye un factor que determina la organización de ella en lo que respecta a los repartos de funciones de los socios, participaciones, estatutos, etc.
  • El análisis de mercado sirve para conocer en profundidad las probabilidades de éxito y la competencia de tu negocio en un ámbito geográfico determinado.
  • Plan de marketing que incluya la estrategia comercial y el modelo de las cuatro p’s: producto, precio, promoción y puntos de venta.
  • Agenda: el plan de negocios debe contemplar los trámites referidos a la constitución de la empresa y al calendario de acciones.
  • Anexos: incluir los documentos que sean de carácter necesario para demostrar y apoyar lo expuesto.

Fuente: EFEEmprende