Aparecer entre los primeros resultados de búsqueda de Google es todo un reto para las empresas. Ser capaz de posicionar tu web, tienda online, blog… para llegar al perfil de público que persigues, puede marcar la diferencia en muchos sectores.

No te dejes engañar. En el SEO, como en otros muchos aspectos, no existen las fórmulas mágicas. Un buen posicionamiento orgánico llega a base de esfuerzo, constancia y, por supuesto, estrategia. Todo ello enfocado a crear buenos contenidos, que respondan a lo que el usuario necesita, y que además enamoren a Google.

Pero para crear buenos contenidos hace falta algo fundamental: saber cuáles son los términos clave hacia los que enfocarse. En otras palabras, si no sabes qué conceptos son los que pueden atraer más búsquedas, y de mejor calidad, ¿cómo tendrás la seguridad de estar acertando? Para sacarnos de esta duda está el análisis de palabras clave.

  • Consejos para realizar un análisis de palabras clave sencillo

Antes de lanzarte a crear contenido buscando mejorar el SEO de tu proyecto, párate a pensar. ¿Tienes claro qué palabras clave son las que mejor definen tu producto y/o servicio? ¿Has analizado si los términos que utilizas a diario coinciden con los que el usuario busca? ¿Qué número de búsquedas mensuales ofrecen estos términos? Es un error común desarrollar contenido con palabras clave equivocadas.

Para evitar esto es imprescindible realizar un buen análisis. ¿Cómo puedes hacerlo? Aquí van algunas sugerencias:

1. Comienza creando un listado de los términos que te gustaría posicionar. Intenta pensar en unas 10 – 20 palabras que tengan cierto nexo o significado común. Piensa que el objetivo es compararlas por bloques, para ver cuáles son las más fuertes y, por tanto, te interesa trabajar más en tus contenidos.

2. Apóyate en herramientas SEO como KWFinder, SEMrush o el Keyword Planner de Google. Estas utilidades analizarán los términos en los que has pensado, ofreciéndote palabras clave similares. Gracias a ellas podrás ver el volumen de búsquedas de cada palabra clave, su nivel de competencia, qué temporalidad presenta, el coste por clic estimado (para una futura campaña publicitaria), qué competidores ocupan los primeros puestos, y mucha más información útil.

3. Analiza lo local vs lo global. Dependiendo de si buscas posicionar tu web en un mercado local, comarcal, nacional o incluso internacional, así deberás realizar también tu análisis. Por poner un ejemplo, no tendría sentido escoger una palabra clave que se busca especialmente desde una provincia, si vendes en toda España. Lo ideal sería analizar cómo se busca ese término desde otros lugares, y elegir en consecuencia.

4. Escoge las palabras clave idóneas para tu proyecto. Con la comparativa por delante llegará el momento de elegir qué términos son los que mejor pueden ayudarte en tu estrategia. El volumen de búsquedas suele ser un criterio relevante, pero no el único. También son importantes, por ejemplo, la facilidad o dificultad que ese concepto puede presentar para posicionar tu contenido, o los competidores directos que ya están posicionados por esa palabra clave.

5. Crea un cuadro de seguimiento para organizarlo todo. Aunque muchas herramientas te ofrecen la posibilidad de exportar resultados, si quieres algo más sencillo puedes crear tu propio cuadro de control. Bastaría con una simple hoja de Excel donde anotes en una columna las palabras clave elegidas, y a la derecha volumen de búsquedas. Junto a los mismos puedes ir abriendo columnas mes a mes, en las que indiques qué posición ocupa tu web para cada uno de los términos por los que vas a construir tu estrategia. Así, de un vistazo rápido, controlarás la evolución de tu posicionamiento.

  • Qué hacer con las palabras clave analizadas

El análisis de palabras clave es un paso fundamental en cualquier estrategia de posicionamiento porque, como decía al principio, de otro modo es difícil saber si vas a acertar creando el contenido. Seguramente cuando estés inmerso en este estudio descubras cosas que no sabías alrededor de términos que llevas tiempo usando. Quizás en tu negocio siempre te referiste a un producto o servicio de una manera, pero el análisis te revele que tu público no lo está buscando exactamente así…

Acceder a toda esta información te dará una ventaja muy importante en SEO. ¿Cuál es el siguiente paso? Aplicar lo analizado a tu estrategia de contenidos. Ahora sí, tendrás los datos suficientes para desarrollar contenidos jugando con las palabras clave que te llevarán a tu público. ¡Pero esto lo veremos en otro artículo!

Fernando de los Ríos

Consultor de comunicación y marketing, especializado en proyectos de transformación digital.

Socio co-fundador de Klimway

 

 

14 de marzo de 2019