FOMENTO de LA CULTURA


EMPRENDEDORA Y EL AUTOEMPLEO

Consejos de productividad para emprendedores

Consejos de productividad para emprendedores

Para muchos emprendedores las jornadas laborales interminables, unidas a un estado de permanente conexión, son una rutina prácticamente diaria en sus proyectos. Si eres uno de estos profesionales dando sus primeros pasos en una startup, probablemente estés acostumbrado a enfrentarte a largos días de trabajo que, sin embargo, no terminan siendo tan productivos como te gustaría. En la mayoría de los casos, la realidad es que dejar tareas a medias no se soluciona dedicándole más tiempo al trabajo, sino aprovechando mejor las horas para alcanzar el nivel de rendimiento que necesitas.

Si hace poco te dábamos algunos consejos para iniciarte en el autoempleo, hoy queremos hacer lo mismo pero centrándonos en el tema de la productividad laboral: un aspecto que trae de cabeza a muchos de los emprendedores que comienzan… y a no pocos de los que ya tienen experiencia. ¿No te sientes productivo en lo que haces? Presta atención a estas sugerencias.

Agrupa tareas para maximizar tu tiempo

Somos mucho más productivos cuando realizamos tareas de un mismo tipo de forma agrupada. Como emprendedor, es normal que a lo largo de tu jornada realices trabajos de diferente naturaleza, pero tu productividad será más baja si debes cambiar de tarea constantemente. Si esto te ocurre a menudo es probable que sientas que, a pesar de no parar en todo el día, no avanzas tanto como te gustaría en tus proyectos.

Para evitar esta situación y aumentar tu productividad, el mejor consejo que podemos darte es que procures realizar el mismo tipo de tareas en bloque. Por ejemplo: reserva periodos de tiempo concretos para hacer todas las llamadas del día, contestar emails o reunirte con los clientes. Si agrupas tareas para realizarlas de forma seguida, pronto descubrirás que te concentras más fácilmente y avanzas más en tu trabajo.

Aplica la “regla de los dos minutos”

En relación a lo anterior, sobre todo es muy importante que evites saltar de una tarea a otra cuando algo nuevo surge, lo que resulta muy habitual para un emprendedor que controla distintos aspectos de su negocio.

Para evitar esta situación tan improductiva existe un pequeño truco llamado la “regla de los dos minutos”. ¿En qué consiste? Muy fácil. Si, por ejemplo, contestar a un email o realizar cualquier otra tarea imprevista te va a llevar menos de dos minutos, hazlo en el momento. Por el contrario, si prevés que vas a necesitar más tiempo será mejor que lo anotes en tu agenda o móvil y lo dejes para luego. De este modo evitarás sentir que no finalizas nada a pesar de no haber parado en todo el día.

Puede que te des cuenta en algún momento de que, para ciertos aspectos en tu startupnecesitas pedir ayuda a otros. No tengas miedo en delegar tareas cuando se presente la necesidad, lo importante es trabajar en tu red de networking para conocer a otros profesionales que puedan ayudarte, guiarte e incluso ofrecerte sus servicios cuando llegue el momento.

Identifica tus horas de mayor productividad

Nuestro nivel de productividad puede variar dependiendo del momento del día. En tu caso, ¿en qué horas sientes que tienes más energía? Aunque esto pueda cambiar dependiendo de la época del año y otras circunstancias, saber en qué momentos del día estás más motivado te ayudará con tu planificación y mejorará notablemente tu rendimiento.

Una vez identifiques esas horas en las que tu energía está en lo más alto, puedes reservar tiempo para trabajar en ciertos proyectos clave en los que necesitas más concentración, atención o creatividad. De esta forma notarás que avanzas más en menos tiempo.

Descansa para mejorar tu concentración y rendimiento

Normalmente vemos disminuir nuestra productividad por dos motivos principales. El primero es porque necesitamos un descanso, y el segundo porque estamos expuestos a pequeñas distracciones que pueden ser evitables. Te recomendamos analizar qué ocurre cuando disminuye tu productividad, ya que así te será más sencillo ponerle remedio a la situación.

Por ejemplo, en el primer caso notarás que tu concentración baja de forma inversa al periodo de tiempo que llevas empleado en finalizar una tarea. Para evitar que tu rendimiento se vea afectado por este motivo, es muy importante controlar los tiempos entre descansos. Por norma general, se recomienda realizar un descanso por cada 90 minutos que has estado concentrado en una tarea.

Un método muy conocido y eficaz para trabajar en esta línea es la llamada “técnica del Pomodoro”, inventada en los años 80. Se trata de dividir el tiempo que necesitas para completar un proyecto en bloques de 25 minutos, que se denominan “pomodoros”, y realizar una breve pausa entre cada uno de ellos. El objetivo es alcanzar una mayor concentración y aprovechar mejor periodos reducidos de tiempo: entre cada “pomodoro” tomarás 5 minutos de descanso, y unos 15 o 20 por cada cuatro “pomodoros” que completes.

Evita distraerte con notificaciones innecesarias

Como comentábamos antes, es muy fácil que las distracciones afecten a nuestra productividad. Más aún entre los emprendedores, ya que al iniciar un proyecto es inevitable querer estar disponible todo el tiempo y atender cualquier imprevisto de forma inmediata. En este sentido, las interrupciones por notificaciones del correo electrónico, llamadas, mensajes de WhatsApp, redes sociales… suelen atender a la ley de Murphy y llegar en el momento en el que estás siendo más productivo.

Para evitar que esto afecte a tu rendimiento intenta mirar tus emails, realizar llamadas, responder mensajes o interacciones sociales… sólo durante ciertos momentos del día. Desactivar las notificaciones, poner tu móvil en silencio u olvidarse del correo pueden ser mecanismos perfectamente válidos para disminuir distracciones y aumentar tu productividad.

Establece fechas límite y recompensas

Procrastinar es algo muy común y uno de los principales motivos que juegan en contra de tu productividad si eres emprendedor. No tener fechas límite impuestas puede provocar que disminuya tu rendimiento, ya que es muy tentador dejar pendiente alguna parte del proyecto cuando las fechas de entrega son inexistentes.

Como emprendedor serás tu propio cliente en muchas ocasiones, así que imponte fechas para alcanzar tus objetivos y recompénsate cuando las cumplas. Para ayudarte en esta línea puedes encontrar muchas aplicaciones móviles útiles para emprendedores, entre las que encontrarás multitud de herramientas de productividad y gestión del trabajo.

 

Recuerda que la solución para ser más eficiente en tu proyecto no está en interminables días de trabajo, sino en reunir una serie de buenos hábitos que te permitan aumentar tu productividad durante la jornada laboral.

Check Also

Informe Coyuntura Económica Andalucía 2016 | CEA+EMPRESAS

Informe de Coyuntura Económica Andalucía 2016

Consulta el “Informe de Coyuntura Económica Andalucía 2016”. También puedes descargarlo desde el enlace que …