La realidad de internet: “si algo es gratis en internet, el producto eres tú”.