¿Cómo puedo detectar problemas a tiempo?

Los problemas lo mismo en la empresa que en la vida, surgen a diario. Pero estos no surgen de manera espontánea e inesperadamente. Por tanto, detectar y aislar los primeros síntomas es fundamental para resolverlos. No obstante, lo habitual es detectar el problema una vez que este ha adquirido dimensiones mayores y ha pasado por una serie de fases o etapas. Detectar un problema en las fases más tempranas ayuda a resolverlo de mejor manera, por ello, es oportuno conocer las diferentes fases por la que se desarrolla un problema desde que este se inicia.

 

 

  1. Primeros síntomas. Son señales evidentes (primeras pérdidas, primeras quejas de clientes…) a las que debemos prestar atención y no confiar en que se solucionaran solas.
  2. Lo que comenzó con algunas quejas, se convierte en verdaderos obstáculos para el funcionamiento diario de la empresa.
  3. Detección. Tras la toma de conciencia de que las complicaciones comprometen seriamente el funcionamiento de la empresa, ha llegado el momento de detectar el origen del problema y saber dónde está el núcleo del mismo.
  4. Diagnóstico. Tras el diagnostico del problema, es el momento de pensar en su solución y en los recursos (económicos, humanos, estratégicos…) que habrás de movilizar para hacerlo, así como en la planificación necesaria para la puesta en marcha de las medidas oportunas.
  5. Ha llegado el momento de pasar a la acción. Las medidas a tomar serán más eficientes cuanto más tempranamente se tomen.
  6. Control. Superado el problema, es conveniente adoptar medidas de control para evitar en lo posible la reproducción del problema.
¿Cómo puedo detectar problemas a tiempo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *