“Cómo aprender de los errores para hacer de la Inteligencia Artificial un negocio con beneficios”

 

Felipe García, KNOWDLER, uno de los “Old runners” de Internet y de la Inteligencia Artificial de nuestro país, ingeniero en informática y polímata, en 2011 decide fusionar en KNOWDLE GROUP ambos mundos, y tras más de ocho años de I+D+i y 6M€ comercializamos la primera Inteligencia Artificial (Artificial Intelligence – AI) basada en un algoritmo disruptivo y único de Inteligencia Colectiva Bioinspirado.

Tras 6 años como parte del equipo de RedIRIS, y el paso por proyectos relevantes como Servicom, Banco de Santander o Retevisión, se hace empresario y crea algunas de las startups más relevantes de nuestro territorio, incluyendo una gestora de capital riesgo MOBIUS CVC. En la actualidad el grupo KNOWDLE AI Technologies, que dirige, cuenta con más de seis startups y ALANTRA Academy ha sido seleccionado como una de las tres scale-ups que tutelara para su plan de expansión internacional. El grupo ha desarrollado seis patentes viables según Baker & Mackenzie que han de presentarse debidamente.

Define en unas pocas líneas en qué consiste tu proyecto.

Las personas tomamos más de 35.000 decisiones (conscientes) diarias y la mayoría de las mismas son colectivas; es decir, no dependen exclusivamente de nosotros solos. Así pues nuestro motor de AI basado en Inteligencia Colectiva aprende de nuestras decisiones, con quien decidimos qué y bajo que contexto, de forma que nuestros sistemas robotizados de apoyo a las decisiones permiten mejorar sus resultados, personales o empresariales, siendo la única tecnología que actúa a la vez sobre los costes y sobre los ingresos.

Cuéntanos cómo nació la idea original que te llevó a emprender.

Cómo casi siempre sucede en investigación, la idea parte de un error: pensar que la Inteligencia Colectiva es lo que tenemos en común y NO lo complementario. Así hemos ido corrigiendo numerosos errores hasta lograr una AI que proporciona resultados gratamente sorprendentes. Y de ahí hemos llegado a calcular el valor de nuestros datos y de nuestra influencia para poder convertirlos en beneficios reales y medibles.

Desde el origen de la idea, hasta lo que es hoy, ¿qué es lo que más ha cambiado?

Desde 2011… casi todo. Hemos creado un modelo cognitivo muy potente y flexible, desarrollado el primer motor de ética y un motor de motivación, hemos recibido numerosos premios y distinciones que han permitido llegar a este increíble ecosistema emprendedor y hemos firmado acuerdos con empresas como Telefónica y otras grandes compañías. Además a partir de la idea ofrecemos soluciones singulares muy eficientes para pymes, que de otra forma NO podrían tener una tecnología tan eficaz a su alcance.

¿Te acompañan socios/as en el proyecto? ¿Qué papel juega cada uno/a?

Primero Rodolfo Carpintier, DAD, que nos permitió desde el principio incubar los primeros pasos del proyecto. También el Ayuntamiento de Málaga a través de Promálaga, que nos acogió y apoyo desde los primeros años. Y poco a poco se han sumado algunos “family offices” y emprendedores que han logrado un hito singular en nuestro país y en Andalucía.


¿Cuál es el “siguiente nivel” de tu negocio? ¿Qué esperas para el medio-largo plazo?

Como scale-up estamos iniciando la fase de internacionalización, replicando en UK e Italia lo conseguido en nuestro país.

¿Crees que es importante la suerte para un emprendedor?

Cómo dijo alguien muy sabio: la suerte debe encontrarte trabajando… sin duda alguna. Siempre digo que es condición necesaria pero no suficiente.

¿Cuál dirías que es la “fórmula mágica” que te está funcionando como emprendedor?

Trabajo duro, humildad, y transparencia. Es muy difícil hacer lo que hacemos y muchas veces tenemos que hacer malabarismos que NO siempre son fáciles si no te ayudan bancos, proveedores, equipo y socios. Ser honrado y transparente es imprescindible para pasar por un Rubicón tras otro. Y también ser muy resiliente ante la adversidad.

En tu desarrollo como emprendedor, ¿dirías que en estos tiempos de cambios constantes y vertiginosos en un mundo globalizado, es una oportunidad o un freno?

Una oportunidad. Como suele decirse, en la tempestad algunos construyen muros y los emprendedores molinos. No temer a equivocarte y corregir una y otra vez. Un viejo mentor mío, José María Galí, me enseñó que hay que gestionar como un barco a vela. Unas veces se rola largo y te alejas del objetivo aparentemente y otras viras en corto acercándote… pero siempre hay que disfrutar en la ruta.

Cuando comenzaste el proyecto, ¿cómo solucionaste el tema económico? ¿Financiación, ayudas, prestamos…? ¿Alguna fórmula que te funcionara especialmente bien?

Iniciamos el camino con un proyecto AVANZA Contenidos Digitales. Luego inversores, BAs, y “family offices”. Casi creo que estamos siguiendo las etapas de libro. Ahora nos tocan los grandes fondos internacionales. No hay formula válida… y todas lo son.

Si pudieras volver atrás, ¿hay algo que cambiarías en tu trayectoria como emprendedor?

Nada. Todos los errores cometidos nos han traído hasta aquí, así que hemos aprendido mucho y seguiremos aprendiendo. No soy de los que se arrepiente… más bien prefiero pedir perdón que permiso.

¿Cuál dirías que ha sido el mayor éxito hasta ahora logrado por el proyecto? ¿Alguna “espinita” clavada?

Ser finalista en Buenos Aires del BBVA Open Talent fue increíble. También que el CDTI nos declarara proyecto de Excelencia y poder paralelizar nuestro algoritmo en el Barcelona Supercomputing Center, en el superordenador Marenostrum. Increíble y en solo 8 años… podéis imaginaros. Lo ultimo la selección por Alantra, que es como la Champion de las scale-ups.

Espinitas muchas… pero no merece la pena recordarlas salvo para aprender.

¿Qué conocimientos o habilidades fueron las que más echaste en falta al poco de montar tu negocio?

Ummm. Hablar en público. He tenido que trabajar mucho mis pitch y mi capacidad comercial. Soy más bien científico y mi capacidad de comunicación en público ha sido todo un reto. En mi época de colegio no era lo normal y soy muy tímido. Todo esto me ha costado mucho esfuerzo, aunque ahora creo que no se me da nada mal y disfruto mucho con ello.

¿Y qué es lo que más has aprendido durante todo este tiempo?

A escuchar. Los problemas se resuelven escuchando. Una vez que escuchas entiendes, pruebas y corriges. Así vas mejorando.

Según tu experiencia durante este tiempo, ¿cuál es el mejor consejo que le darías a quienes empiezan a emprender ahora?

Que NO todo el mundo debe emprender. Hay magníficos directivos, empleados, funcionarios públicos…. Ser emprendedor debe compensarte mucho per se porque has de sacrificar otras muchas cosas y NO todo el mundo vale para ello. Pero es cierto que ser emprendedor es como ser vampiro. Si pruebas la sangre y te gusta, eres vampiro (emprendedor) para la eternidad.

ENLACES A WEB Y REDES SOCIALES DE LA EMPRESA Y EL EMPRENDEDOR:

Enlaces.

www.knowdle.ai
https://www.youtube.com/buaala?gl=ES