“Innovando para afianzar la confianza de sus clientes”

María del Carmen Avilés Puertas derrocha esa energía vital que la ha guiado en su trayectoria empresarial al frente de su empresa Copia-Master, desde hace más de 30 años. Para ella, ser empresaria es una forma de vida, a la que hay que poner coraje, voluntad y empatía porque “Andalucía necesita empresarios y empresarias que quieran arriesgar, crear puestos de trabajo y también sentir que forman parte de una sociedad más justa”. Siempre innovando para afianzar la confianza de sus clientes, acaba de hacer una fuerte inversión en maquinaria de impresión digital.

Define en unas pocas líneas en qué consiste tu proyecto.

Copia-Master es una empresa del sector de la reprografía, especializada en la reproducción de proyectos de arquitectura, ingeniería y bellas artes, además de suministro de material y productos de papelería y oficina. En los últimos años, hemos dado un salto también a la impresión digital rápida de vinilos, posters, roll-up y expositores. Nuestra vocación es estar permanentemente al día en las novedades tecnológicas en el sector.

Cuéntanos cómo nació la idea original que te llevó a emprender.

Mi padre me transmitió su saber hacer. Era un vendedor ejemplar que me enseñó a desarrollarme como persona, arriesgarme y conseguir las metas que me proponía. Sin su respaldo y el de mi familia, no creo que hubiese podido crear mi propia empresa hace más de 30 años.

Desde el origen de la idea, hasta lo que es hoy, ¿qué es lo que más ha cambiado?

Sin duda, la evolución continua del sector, incorporando más y mejores avances tecnológicos y sobre todo el gran nivel de personalización del producto que demanda el cliente.

¿Te acompañan socios/as en el proyecto? ¿Qué papel juega cada uno/a?

Es una empresa familiar con un modelo de gestión empresarial vinculado a una vocación de permanencia y estabilidad. La confianza del cliente, la profesionalización y el arraigo de mi empresa en Almería me guían cuando tengo que tomar una decisión empresarial.

Servicio de Creación de Empresas de las Oficinas Territoriales. ¿Qué te ha aportado o ayudado el servicio de creación de empresas en tu aventura de creación de empresa?

Me ha ayudado a poner al día muchos conocimientos de gestión del día a día, a guiarme en procesos administrativos y también a compartir experiencias de mi aprendizaje vital para abrir puertas a más mujeres emprendedoras, en los networking en los que he participado.

¿Cuál es el “siguiente nivel” de tu negocio? ¿Qué esperas para el medio-largo plazo?

En nuestro sector, un año es mucho tiempo para pronosticar lo que sucederá. Mi proyecto es seguir atendiendo las necesidades de mis clientes y adaptándome a los requerimientos cada más exigentes de la tecnología. Acabo de hacer una fuerte inversión en maquinaria especializada y esa es nuestra constante en Copia-Master: empuje para enfrentarnos a un mercado cada vez más complejo.

¿Crees que es importante la suerte para un emprendedor?

Creo en la perseverancia y en el compromiso, aderezado con un poco de buena suerte. Desde el principio, quise que Copia-Master, además de ser viable, creara un vínculo de lo que yo llamo “empatía solidaria”. Ser empresaria me permite ayudar a mejorar nuestro entorno, apoyando a colectivos desfavorecidos, promocionando la cultura o defendiendo los derechos de los niños. Porque las empresas generamos valores y trabajamos para crear una sociedad mejor.

¿Cuál dirías que es la “fórmula mágica” que te está funcionando como emprendedor? 

La confianza del cliente es lo más importante. La mayor satisfacción que puedo tener como empresaria es contar con una relación sólida de confianza con mis clientes. Saber que la calidad que les ofrezco es máxima y los tiempos de entrega se cumplen.

En tu desarrollo como emprendedor, ¿dirías que en estos tiempos de cambios constantes y vertiginosos en un mundo globalizado, es una oportunidad o un freno?

Los cambios siempre los veo como una oportunidad.

Cuando comenzaste el proyecto, ¿cómo solucionaste el tema económico? ¿Financiación, ayudas, prestamos…? ¿Alguna fórmula que te funcionara especialmente bien?

Tuve que pedir un préstamo y también tuve ayuda, pero siempre he sido prudente en las decisiones financieras.

¿Cuál dirías que ha sido el mayor éxito hasta ahora logrado por el proyecto? ¿Alguna “espinita” clavada?

El mayor éxito ha sido poder adaptar el negocio a las necesidades de los clientes en cada momento. Me siento especialmente orgullosa de mi “gente” porque para que una empresa permanezca es vital contar con un buen equipo de personas formadas y recicladas con capacidad y criterio.

¿Qué conocimientos o habilidades fueron las que más echaste en falta al poco de montar tu negocio?

Fueron años duros. A las casi normales dificultades financieras que tiene cualquier empresa en sus inicios, había que añadir que, en los años 80, el hecho de que una mujer casada y con hijos pusiera en marcha una empresa en determinados sectores de actividad era complicado. Había que hacer juegos malabares para dirigir el negocio y atender a la familia. Ahora hablamos de conciliación y corresponsabilidad, hoy día ese cambio social es imparable, pero antes era un sobreesfuerzo para nosotras.

¿Y qué es lo que más has aprendido durante todo este tiempo?

Que es necesaria la vocación, osadía y pasión en cualquier proyecto empresarial. Cuando disfrutas lo haces mejor.

Según tu experiencia durante este tiempo, ¿cuál es el mejor consejo que le darías a quienes empiezan a emprender ahora?

El camino del emprendimiento esta lleno de sacrificios y de constante esfuerzo, pero se ven compensados con la satisfacción de haber creado empleo, riqueza y bienestar para la sociedad.