FOMENTO de LA CULTURA


EMPRENDEDORA Y EL AUTOEMPLEO

¿Cómo serán las finanzas en 2025?

La disrupción digital está cambiando las normas de consumo de la sociedad. La inteligencia artificial, las tecnologías cognitivas o Blockcain son solo alguno de los disruptores más conocidos que también producen un gran impacto en las finanzas.

Durante los próximos siete años, estas mismas tecnologías llegarán a las compañías con la promesa de hacer que las finanzas sean mejores, más rápidas y, menos costosas, según un estudio de Deloitte.

La tendencia hacia la automatización de procesos se acelerará en los próximos años, por lo que las organizaciones deben estar listas para ofrecer unos servicios e información financiera capaces de seguir generando valor a la compañía.

Las finanzas en siete años: ocho predicciones

1. La naturaleza de las transacciones cambiará en el momento en que la automatización y el blockchain lleguen más lejos en las operaciones financieras. En los próximos años, los ERP basados en la nube, la automatización y la innovación cognitiva avanzarán a buen ritmo, creando oportunidades que simplifiquen radicalmente los procesos y liberen de trabajo a las personas.

2. El papel de las finanzas. La automatización de las operaciones financieras provocará que los profesionales del sector tengan que adaptar sus habilidades a medida que estas nuevas tecnologías impacten en sus puestos de trabajo.

3. Ciclos financieros. Las finanzas operarán en tiempo real, por lo que los informes periódicos quedarán obsoletos.

4. El autoservicio se convertirá en la norma por excelencia. Sin embargo, la cultura del autoservicio tendrá que ir acompañada de un buen servicio que permita que la experiencia del cliente sea excelente.

5. Modelos operativos. Aparecerán nuevos modelos de prestación de servicios a medida que los robots y los algoritmos se unan a una fuerza de trabajo financiero más diversa.

6. Planificación de recursos empresariales. Las aplicaciones financieras y los microservicios desafían a los ERP tradicionales.

7. Datos. La proliferación de las API impulsará la normalización de datos, pero no será suficiente. Muchas empresas todavía luchan para limpiar el desorden de datos y pocas de ellas están haciendo lo necesario para alinear e integrar los datos.

8. Fuerza laboral y lugar de trabajo. La disrupción de estas tecnologías provoca una rápida evolución de los perfiles y habilidades requeridas en finanzas. Perfiles como los data scientists, business analysts, y los storytellers han transformado puestos de trabajo de muchas organizaciones.


Fuente: Club de Emprendedores

Check Also

¿Perdido ante tu primer trimestre como autónomo? Atento a esta hoja de ruta

La gestión fiscal del autónomo puede resultar abrumadora especialmente si eres un recién llegado. Por …