“Creative Commons es una organización que permite a la gente publicar sus obras creativas bajo una licencia que permite más flexibilidad que el “todos los derechos reservados” que viene por defecto en las leyes sobre derecho de autor”  Tom Merritt. Director Ejecutivo, CNET.com.

Bajo la denominación de licencias Creative Commons nos referimos a unos textos legales que facilitan a cualquier autor el hecho de permitir determinados usos de su obra bajo unas condiciones y unos requerimientos determinados.

El uso de tales licencias es gratuito y no hay que pedir permiso ni hacer ningún trámite, solo indicarlo en la obra mediante el nombre de la licencia, el enlace y el icono correspondientes. Poner las obras bajo una licencia Creative Commons es sencillo y no significa que no tengan copyright. En realidad, este tipo de licencias lo que ofrecen son algunos derechos a terceras personas bajo ciertas condiciones.

En concreto, existen seis tipos de licencias Creative Commons:

Reconocimiento (by): esta licencia permite cualquier explotación de la obra, incluyendo una finalidad comercial, así como la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción. Eso sí, la obligación de reconocimiento está presente en todas las licencias Creative Commons.

Reconocimiento – No Comercial (by-nc): se posibilita la generación de obras derivadas siempre que no se haga un uso comercial de las mismas. Asimismo, tampoco se puede utilizar la obra original con finalidades comerciales.

Reconocimiento – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa): No se autoriza un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas. Además, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Reconocimiento – No Comercial – Sin Obra Derivada (by-nc-nd): Esta licencia no permite la generación de obras derivadas ni hacer un uso comercial de la obra original, es decir, sólo son posibles los usos y finalidades que no tengan carácter comercial. Esta es la licencia Creative Commons más restrictiva.

Reconocimiento – Compartir Igual (by-sa): se admite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Reconocimiento – Sin Obra Derivada (by-nd): se acepta el uso comercial de la obra, pero no la generación de obras derivadas. Esto es, la obra solo puede usarse en su formato original, no puede sufrir ningún tipo de transformación.

 

En definitiva, una obra que se acoja a una licencia de Creative Commons, podrá ser copiada y distribuida, siempre que se reconozca la autoría y bajo las condiciones especificadas en los distintos modelos de licencias, que van desde la opción “dominio público” a aquellas modalidades que limitan el uso comercial y las modificaciones permitidas en la creación original.