En primer lugar definiremos gamificación como una metodología que consiste en insertar elementos de juego en ámbitos no lúdicos(empresa, educación, salud, marketing…) para conseguir experiencias más satisfactorias y estimulantes.

Implementar el juego nos ayuda a motivar la participación y crear un ambiente de confianza entre nuestros usuarios. Se les premia por realizar tareas determinadas (con medallas, logros, rankings o puntos) con lo que conseguimos un mayor engagement e implicación de los clientes.

Con una buena implementación de la gamificación podemos crear una comunidad participativa y dinámica.

Cada empresa hace uso de estas técnicas por diferentes motivos, pero los objetivos principales por los que se puede usar una campaña de gamificación son los siguientes:

  1. Fidelizar a clientes y/empleados a la marca de la empresa y atraer a nuevos usuarios.
  2. Optimizar tareas y crear incentivos para hacerlas mejor.
  3. Animar a hacer tareas que puedan resultar aburridas o pesadas, y convertirlas en atractivas.Resultado de imagen de pacman

Pero, ¿Cómo hacerlo?

Existen diferentes métodos, aquí tiene algunos ejemplos de cómo articular un proceso de gamificación a través de diversas mecánicas.

  • Progresión: De esta manera el usuario puede ver que sus esfuerzos tienen una progresión real y visible.
  • Sistema de logros y recompensas: A cambio de llevar a cabo una serie de tareas o acciones, se emite una recompensa o reconocimiento de su logro en forma de premio al usuario o empleado.
  • Puntos: Este es el sistema que se lleva utilizando desde hace más tiempo y consiste en premiar a los usuarios con puntos, sistemas de clasificación y la existencia de un ranking.
  • Niveles: Si el sistema tiene diferentes niveles y el usuario va ascendiendo, también verá su esfuerzo y dedicación reconocidos. Los niveles son una técnica visible en los foros de debate o por ejemplo en la compañía Blablacar, donde se premia la fidelidad en los participantes asignando roles como “principiante”, “avanzado”, “experto” o “embajador”, y dándoles así cierto prestigio a los usuarios con un nivel superior.

Fuente Sede XXI