Las newsletters se han convertido en una de las estrategias de marketing más usadas por las marcas ya que suponen un medio de fidelización y de información para mantener la atención de los clientes acerca de las novedades que surjan en torno a la marca o empresa en cuestión. Pero, ¿cuáles son los beneficios que le puede aportar a tu empresa esta herramienta?

Resultado de imagen de newsletter

El cliente ve los contenidos: cuando un usuario se suscribe a una newsletter lo hace consciente de que va a recibir emails de la marca. No obstante, este medio no debe utilizarse solo con fines comerciales sino y sobre todo, con fines informativos. En un primer momento, cuando los usuarios reciben un email esperan recibir contenido de valor, esto es, que les aporte cierta utilidad o provecho. Este hecho, en la medida en que podamos aportar información útil a nuestros suscriptores, repercutirá en un incremento de nuestra imagen de profesionalidad y conocimiento del medio, lo que a su vez redundará en un incremento en la fidelización, credibilidad y confianza por parte de los suscriptores hacia nosotros mismos.

Supone un medio muy personal: las newsletter suponen un medio con un gran potencial comunicativo a la vez que una forma muy personal e íntima que tienen las marcas de comunicarse con sus clientes. Esto es, cuando una persona se suscribe a tu newsletter te está ofreciendo un voto de confianza, lo que supone una oportunidad que hay que saber aprovechar y transmitirles de un modo ideal buenas ideas.

Las newsletter permiten construir, mantener y estrechar una relación de confianza con los clientes, que tarde o temprano se convertirán en suscriptores: si aportas contenido valiosos para tu comunidad, estarás construyendo una relación de calidad excelente a la que se irán sumando más miembros. Asimismo, para estrechar dicha relación debes no solo debes compartir contenido sino aprovecharlo para interactuar con los usuarios.

Fuentes: Merca2.0, advertis y Eva Montero Digital Agency.