Los Objetivos de Desarrollo Sostenible han llegado para quedarse y para aportar valor a las PYME. En 2015, en el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se aprobó la Agenda 2030 en la que fueron adoptados un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible.

Objetivos de Desarrollo Sostenible
Objetivos de Desarrollo Sostenible

 

¡No dejar a nadie atrás! Esta es una de las premisas fundamentales de la nueva agenda que como diferencia con respecto a los Objetivos del Milenio, a los que paradójicamente reemplaza para dar continuidad, identifica a las empresas como claves para lograr el desarrollo tanto a nivel internacional como local, lo que provoca que el papel de las empresas cambie considerablemente desde un perfil de entidad financiadora o donante al protagonismo más absoluto al ser categorizada como “partners imprescindible”.

Es el momento. Los ODS constituyen una oportunidad irrechazables para las empresas españolas de cara a optimizar sus recursos y procesos, y paralelamente considerar nuevos pilares en los modelos de gestión de las empresas como son el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible, la paz y la justicia, entre otras prioridades.

Una apuesta competitiva. La Agenda 2030 y los 17 ODS ofrecen importantes oportunidades de negocios para las empresas; Acceso a Nuevos Mercados, Crear Sinergias con Grandes Empresas, Confianza en la Marca, Innovación en Productos y Servicios, o incluso, Posicionamiento para la contratación Pública. No obstante, lo más importante de todo esto es que la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible constituyen el único modelo de crecimiento posible a largo plazo, por lo que si no se actúa de forma urgente, problemas como el cambio climático, el respeto a los derechos humanos o el agotamiento de los recursos naturales pueden deteriorar de forma sería el crecimiento económico y, por tanto, también el buen funcionamiento de los mercados y las empresas.

Las PYMES como motor. No podemos olvidar que el 99% del tejido empresarial de España está formado por autónomos y pequeñas o medianas empresas, por ello es importante que las empresas asuman su papel como introductoras de buenas prácticas y aprovechen su conexión social para predicar con el ejemplo y promover un desarrollo más sostenible y justo. Para esto es imprescindible que los empresarios asuman estas líneas estratégicas que proponen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y que adapten su modelo responsabilidad social empresarial teniendo en cuenta en su planificación los ODS.

Recursos disponibles. Existe multitud de recursos disponibles para ayudar a las empresas a interiorizar la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La guía “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible una oportunidad para la PYME”, que hemos elaborado en Green Globe Sostenibilidad y Proyectos Ambientales, es un ejemplo de ello, diseñada para servir como herramienta a las pymes que apuesten por implementar un modelo de crecimiento sostenible con los ODS como base de su desarrollo empresarial.

Si quieres saber más, puedes descargarte la Guía “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una oportunidad para la PYME

 

Juan Manuel Llamas

Socio Fundador Green Globe SyPA S.L.

 

 

25 de junio de 2019