La mayoría de las grandes empresas han venido trabajando en los pilares sociales, económicos y ambientales como parte de sus programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Sin embargo, dentro de este marco diferenciador que se preocupa por el entorno y las comunidades, han surgido también emprendimientos con modelos de negocio sumamente innovadores, en los que el retorno de la inversión no solo se mide por el crecimiento económico, sino también por el mejoramiento de indicadores sociales en el que estas empresas se desenvuelven.

El emprendimiento social se está sacudiendo estereotipos con proyectos inspiradores en los que la tecnología, la sostenibilidad y la innovación van de la mano.

Casos de éxito

Ciclogreen

Uno de los ámbitos del emprendimiento social es el fomento de actividades saludables y del respeto al Medio Ambiente. En este contexto, la startup Ciclogreen, acelerada en El Cubo de Andalucía Open Future, apuesta por la gamificación para concienciar sobre la importancia de la movilidad sostenible. ¿Quieres conocer más? Pincha en este enlace.

Apadrina un olivo

Esta iniciativa de emprendimiento social y economía sostenible busca padrinos y madrinas para salvar y mantener un olivar centenario y, gracias a las aportaciones de sus socios, busca revitalizar la economía de un pequeño municipio de Teruel ofreciendo empleo para jóvenes en situación de desempleo, así como con la venta de un aceite sostenible. Conoce más sobre esta iniciativa en este enlace.

 

Fuente: Andalucía es digital