fbpx

 Amalia Salvador Mena 

P&S Congresos

Las Jornadas de Excelencia Empresarial en las Comarcas Almerienses han sido un éxito. Deja atrás días intensos de trabajo en los que las emprendedoras almerienses han sido las protagonistas y no pesa tanto el cansancio acumulado como la satisfacción honda del objetivo cumplido y de sentirse útil.

Desde hace un año preside ALMUR, la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincia de Almería, proeza que ya de por sí habla,     -cogió el relevo en plena pandemia, en la peor crisis de nuestra historia reciente-, de su condición valiente y su brío. “Más que nunca se pone de manifiesto la necesidad de asociarse, de compartir miedos y preocupaciones”, describe, orgullosa de ALMUR y del sólido tándem con Asempal. La Confederación Empresarial de la Provincia de Almería es la entidad hermana y juntas conforman un binomio de fuste.

Abogada en ejercicio y empresaria de vocación, creció entre proyectos programados con esmero: los de su padre, antaño jefe de Protocolo en el Ayuntamiento de Almería. Como él, tiene algo de orfebre que con mimo se derrama en los detalles. Los que hacen, al cabo, un resultado redondo.

Su agencia P&S Congresos es su ojito derecho, aunque atesora una cartera de proyectos empresariales que abarca desde una bodega a la venta online de comida asiática. Lo desgrana entusiasta para ilustrar su gen empresarial. “Era 2003. Me armé de valor y aposté por crecer en mi pasión”, rememora sus inicios, desvelando que mucho antes de liderar eventos de gran envergadura fue una bisoña azafata; una jovencita, ojo avizor, sin perder comba allí donde ejercía de auxiliar de congresos.

Cuidar el binomio proveedor-cliente

Sin caer en la complacencia, hoy se parece bastante a la profesional que soñó ser. Siente como el mejor regalo la confianza de sus clientes. Su fidelidad, la mayor recompensa. “La fórmula debe ir más allá de proveedor y cliente. Mi afán es ser, juntos, uno solo”, explica. La Unión Deportiva de Almería es uno de esos clientes compañeros de camino.

Aunque hubiese preferido, como todos, no vérselas en ese combate, la crisis COVID-19 le ha revelado que tiene punch. En la pegada, en la respuesta a la pandemia, ha redescubierto su músculo. “Esa capacidad de recomponernos de forma automática ante cualquier contratiempo, en cualquier circunstancia. Resiliencia, decimos ahora”. Y esta es su mejor credencial, que la convierte en sinónimo de solvencia.

Hoy retransmite en streaming como respira, en una hercúlea conversión tecnológica de su sector. Todavía adivina alrededor “un potencial increíble, aún por explotar. Almería puede dar una vuelta de tuerca como tierra de emprendimiento que es. Tenemos además una situación privilegiada, pero somos una provincia, en general, muy olvidada”, reflexiona.

Firme convencida de la formación continua, sin edad y sin término, se confiesa fiel al Proyecto CEA + Empresas e inscrita asidua en sus seminarios web. Igual se sirve de las herramientas y el asesoramiento técnico que procura ella misma consejos en charlas de emprendimiento, como ha ocurrido en alguna ocasión.

Este ferragosto, y aunque nunca descuelga del todo el cartel de “Abierto por Vacaciones”, el networking lo hace en su huerto. En su oasis de Retamar, con berenjenas y tomates por doquier. Se trata de perder la noción del tiempo para volver a ser, ya por septiembre, mascarón de proa para tantas almerienses.

La organización de eventos, línea de negocio principal de P&S Congresos

Joven equipo colaborador de P&S Congresos

Almería. En cualquier punto de la provincia donde un cliente lo requiera
Veinte años en la organización de eventos, mimando cada detalle. La confianza del cliente, la mayor recompensa