Saltar al contenido →
Share Button

Sectores Emergentes

Innovación

Sectores emergentes.
Vayamos a los campos donde aplicar nuestras ideas, veamos qué sectores podemos encontrar como emergentes ó potencialmente emergentes para ello.
En la actualidad no es fácil hablar sobre éste tema, la globalización y el desarrollo tecnológico han aumentado la competitividad, haciendo que nos enfrentemos a mercados en permanente evolución en los que es difícil realizar predicciones a medio ó largo plazo.
Sin embargo, y con estos matices, hay sectores que a día de hoy marcan en mi opinión una clara línea emergente:
• La comunicación entre los diferentes objetos que utilizamos en nuestro día a día, me refiero a lo que se ha venido a definir como “el internet de las cosas”.
• Siguiendo en la línea del punto anterior, podríamos hablar del desarrollo de la gestión inteligente de los diferentes servicios que como ciudadanos demandamos en las ciudades en las que vivimos. Es decir, desarrollar el concepto de “ciudades inteligentes”.
• Como no, la bioconstrucción, concepto enfocado a la construcción de viviendas sostenibles, que no generen residuos, y que tengan una mayor eficiencia energética para reducir el consumo en estos hogares.
• El campo de las energías renovables, no olvidemos que es una tecnología que ha llegado para quedarse y que aún tiene mucho margen de desarrollo a nivel de rendimiento, eficiencia, disponibilidad y desarrollo tecnológico de los materiales.
• La generación convencional, las centrales de ciclo combinado constituyen actualmente la base para proporcionar un respaldo óptimo a la demanda de cualquier sistema eléctrico, especialmente con la entrada de las renovables. Existe aún camino por andar en esta tecnología, reducción de mínimos técnicos, reducción de tiempos de arranque, mejoras de consumos específicos, de cara a mejorar su competitividad. Tampoco me olvido aquí de las centrales térmicas convencionales de carbón en las que también existe igualmente margen de mejora y en las que se están implantando nuevas tecnologías para reducir su nivel de emisiones.
• La generación de bioproductos, es un campo en alza que afecta a diferentes sectores por la diversidad de mercados que puede abarcar y a los que se puede aplicar. Por ejemplo, la agricultura, la industria ó incluso el sector sanitario.
• Éste último sector el sanitario, también es un campo con inmensas oportunidades sobre todo si lo enfocamos al desarrollo O a la incorporación de tecnología en la gestión de los hospitales.
• Si miramos a otros sectores con un fuerte acento tecnológico nos podemos encontrar con campos como el de la realidad virtual, no me refiero sólo a la industria del videojuego, sino a las posibilidades de ésta tecnología en diversos sectores como el industrial, la investigación ó incluso a nivel educativo.
• Otro campo muy en boga últimamente, especialmente si habéis leído recientemente artículos sobre exploración espacial, es el desarrollo de la impresión en 3D, que utilizarían los futuros astronautas en la fabricación de utensilios, herramientas, etc en misiones espaciales como la misión a Marte de la que todo el mundo habla. Pero imaginaros la aplicación de éste campo en un proceso productivo de cualquier empresa, el impacto que tendría a la hora de abaratar nuestros costes de fabricación ó nuestros costes de mantenimiento.
Podríamos aportar más campos donde centrar nuestras ideas, y estoy seguro que si habláramos de éste tema en unos meses añadiríamos aún más e incluso dejaríamos de contemplar algunos de los que os he comentado para sustituirlos por otros nuevos.
Como hemos comentado estamos ante un escenario en constante cambio, en constante movimiento, debemos por tanto estar muy atentos a la exploración de los mercados, de nuestro entorno para detectar las oportunidades que mejor se adapten a nuestras organizaciones.
Y por supuesto debemos tener siempre en mente el coste y la rentabilidad que una línea innovadora nos puede aportar para mejorar nuestro margen y mantenernos competitivos.

No olvidemos que las claves de la competitividad se encuentran en la consecución de un equilibrio óptimo entre coste, innovación o desarrollo tecnológico y marca o valor que aportamos con nuestros productos.

Manuel Doblado

Presidente de AGICG