Saltar al contenido →
Share Button

STAKEHOLDERS

MAPA DE STAKEHOLDERS

Cómo crear un mapa de stakeholders

¿A quiénes afectan nuestras actividades, a qué grupos impactamos, influimos, o nos influyen a nosotros?

El término inglés stakeholder derivó de sus primeras acepciones, a principios del siglo XVIII, y pasó de referirse simplemente a aquellos que invertían en algo, que apostaban, de ahí la palabra stake.

Edward Freeman los define como «quienes son afectados o pueden ser afectados por las actividades de una empresa».

Una empresa realiza operaciones (fabrica, presta servicios, compra, vende, administra, planifica, contrata, despide…).

Estas acciones, o relaciones de la empresa u organización, proyectan una representación de sí misma para los distintos grupos de personas con los que se relaciona.

  • productos y servicios
  • entornos
  • comunicaciones
  • comportamiento
  1. Hacia dentro: empleados, colaboradores.
  2. Hacia fuera: clientes, proveedores, entornos físicos o virtuales, grupos de interés social, instituciones, otras empresas, universidad, etc…

Los Grupos de Interés, stakeholders, se definen como todos aquellos grupos que se ven afectados directa o indirectamente por el desarrollo de la actividad empresarial, y por lo tanto, y de manera recíproca, también tienen la capacidad de afectarnos, directa o indirectamente, a nosotros mismos, a nuestra empresa.

Podemos identificarlos mediante un plan, una situación de partida analítica que tiene que configurar nuestro propio mapa de stakeholders, los círculos en los que proyectar influencia y desde donde recibir feedback continuo. Por nivel de responsabilidad, criterios financieros, jurídicos, laborales, operacionales, influencia comercial, capacidad para generar contratos y alianzas. O por simple cercanía, por el impacto físico que, a corto plazo, producimos en nuestros entornos.

En todos ellos, sean primarios, los que inciden de manera directa en la operativa de nuestra empresa –empleados, proveedores, inversores, o secundarios, hay una consecuencia: nuestra proyección, imagen y reputación empresarial.

Nuestro comportamiento como empresa está continuamente siendo escrutado por nuestros grupos de interés. Nuestro modo de hacer transmite información sobre la identidad de nuestra organización y su misión.

La interacción modifica continuamente nuestras  actitudes o comportamientos.

Crear un mapa de intereses es poner foco en la reputación de tu proyecto empresarial.

Analizar en un simple cuadro que intereses en común compartís los distintos stakeholders y vuestras empresas. Y partir de esa investigación, diseñar estrategias que cumplan con un objetivo: diferenciar nuestro valor añadido y destacarnos en un mercado cada vez más competitivo y exigente, cuya decisión depende en muchos casos de una pura reacción emocional o afectiva.

Jesús de Sobrino

Periodista y consultor de comunicación.
Socio-director en De Sobrino & Asociados