Saltar al contenido →
Share Button

Comunicación

Desing Thinking

La persona en el centro del pensamiento emprendedor

•¿Qué significa Design Thinking?
•¿Qué implica poner al cliente en el centro del pensamiento emprendedor?
•¿Qué perfil tiene el/la Design Thinker o pensador de diseño?
•¿Cómo se aplica Design Thinking al diseño de soluciones innovadoras?
Design Thinking es una metodología de pensamiento y de trabajo que permite diseñar soluciones para satisfacer necesidades de las personas, de una forma tecnológicamente factible y comercialmente viable.
Esta metodología Design Thinking no parte tanto de lo que tú o tu equipo puedes llegar a hacer, sino de lo la PERSONA con mayúsculas necesita ya sea potencial cliente, proveedor, grupo, colectivo o comunidad.
Por tanto, podemos decir que el Design Thinking es una técnica que se centra en el diseño de productos, servicios, soluciones e innovaciones para los usuarios finales teniendo en cuenta sus necesidades, cómo entienden ellos su problemática y sus circunstancias.

br0806_500La primera referencia al “Design Thinking” la hizo Tim Brown en 2008 en un artículo en Harvard Business Review.
Contaba las fases diseñar una solución innovadora para un usuario, para una persona, es en definitiva un diseño centrado en el ser humano.
La metodología del Design Thinking tiene una serie de pasos y requiere que como emprendedor/a prestes atención a las siguientes competencias fundamentales para que tengas éxito a la hora de aplicarla y te conviertas en un “Design Thinker”:
• EMPATIA: debes de ser capaz de imaginar el mundo desde múltiples miradas. Poniendo a la gente primero. Conectando y sintiendo gusto por aprender cómo miran los demás un determinado problema, situación o contexto.
• PENSAMIENTO INTEGRADOR: los Design Thinkers ven más allá de lo existente e identifican aspectos claves (a veces contradictorios) para integrarlo dentro de la solución que van a desarrollar.
• OPTIMISTAS: suponen que a pesar de todo, hay al menos una posible solución que es mejor que las alternativas existentes.
• EXPERIMENTAN: formulan preguntas, exploran limitaciones. No tienen miedo de fallar. Al contrario, se entrenan para aprender rápidamente e integrar novedades que suceden a su alrededor.
• COLABORAN: no son genios aislados sino que buscan otros profesionales. Otras miradas para enriquecerse. Respetan, se comprometen por la solución innovadora y huyen de “lo mío – lo tuyo”. Hablan en términos de “nosotros”
A la hora de usar la metodología Design Thinking, existen una serie de pasos que permiten guiar el pensamiento innovador. Estas fases se agrupan entorno a 3 ejes que resumen el espíritu Design Thinking: empatizar, sintetizar e implementar.
Esta metodología implica:

susana
• Comprender, observarle y hablar con potenciales usuarios
• Definir el problema o necesidad/es a las que los usuarios se enfrentan. Definir un usuario tipo.
• Generar ideas/alternativas de solución
• Construir prototipos con las ideas más prometedoras
• Testear y aprender de las reacciones de los usuarios al usar el prototipo del producto/servicio
Tanto si tienes tu proyecto en marcha como si están planteándote emprender, la metodología de Design Thinking puede ayudarte mucho a la hora de definir tus productos y servicios de una manera innovadora e implicando a tus potenciales clientes y usuarios desde el inicio.
Antes de terminar, permíteme compartir contigo una frase de Tim Brown el creador de esta metodología en relación a los clientes. ¡Espero que te inspire!
No se trata de “nosotros o ellos”, o de “nosotros en nombre de ellos”. Para un/a pensadora de diseño tiene que ser “nosotros con ellos”.

Susana F. Casla

Psicóloga. Dir. General de ESCOACHING