FOMENTO de LA CULTURA


EMPRENDEDORA Y EL AUTOEMPLEO

José María Chía, CEO de Pirendo

“No pienses sólo en la meta: ve por un camino que te apetezca disfrutar”

La llamada web 2.0 y los medios sociales marcaron hace años un hito digital, y no han parado de evolucionar desde entonces. Empresas y organizaciones de todo tipo han ido siendo conscientes, poco a poco, de que la cantidad de información que generan estas plataformas es tan ingente, que se hace difícil de manejar.

A José María Chía los procesos de automatización de la información y el tratamiento de datos siempre le parecieron fascinantes. Quizás por eso comenzó desde muy pequeño a “trastear” con ordenadores, programando y desarrollando aplicaciones. A partir de ahí, colaborar con potentes plataformas de software como Mozilla o Canonical realizando desarrollos, probando funcionalidades y detectando fallos, fueron pasos que terminaron llevando a José María al mundo del emprendimiento y el big data.

Hoy José María Chía es CEO de Pirendo, una plataforma de análisis de información en redes sociales con un claro objetivo: ayudar a que empresas y organizaciones sepan interpretar la gran cantidad de datos que reciben a diario, pudiendo generar estrategias que conecten mejor con su público. Nos cuenta su experiencia y evolución como emprendedor en esta entrevista para CEA + Empresas.
José María Chía, CEO de Pirendo

Define en unas pocas líneas en qué consiste tu proyecto.

Pirendo es una plataforma de monitorización y análisis de big data social, que convierte los datos en información de valor para que las empresas puedan manejarla en función de sus intereses de negocio, creando estrategias más efectivas, impulsando sus acciones y campañas, vigilando a la competencia y detectando nuevas oportunidades de negocio.

A través de nuestro motor de monitorización y análisis podemos desarrollar soluciones adaptadas para que las empresas ganen en competitividad.

Cuéntanos cómo nació la idea original que te llevó a emprender.

Pasó todo un poco a la vez. Por un lado me cansé de ser desarrollador freelance para proyectos a medida, y Raúl Dorado, que tenía su oficina junto a la mía, me presentó la comunidad de Iniciador.

Ahí conocí a Dídac Lee, al cual invitaron como ponente. Nos explicó su vida y en qué consistía ser emprendedor. Siempre quise ser eso, aunque no sabía cómo lo llamaban… Al día siguiente dejé de coger más trabajos como freelance y me puse a pensar en qué quería empezar.

Desde el origen de la idea, hasta lo que es hoy, ¿qué es lo que más ha cambiado?

La idea principal sigue siendo la misma, aunque evidentemente con el paso del tiempo hemos ido perfeccionándola y logrando ayudar más y mejor a las empresas que utilizan las redes sociales.

Al final, con el tiempo, las redes sociales van actualizándose y hay que estar al día, pero la esencia continúa siendo la misma: generar información de valor a partir de los datos sociales.

¿Te acompañan socios/as en el proyecto? ¿Qué papel juega cada uno/a?

Somos dos socios, y gracias a mucho esfuerzo y a que las cosas han ido bien, hemos podido contar con más personas en la empresa y cada uno juega su papel.

En la actualidad estamos divididos en cinco áreas: gerencia y administración, comercial y ventas, atención al cliente y soporte, programación y desarrollo y, por último, comunicación y marketing. Además contamos con colaboradores externos que se encargan de ayudarnos en el diseño o la generación de contenido para el blog.

¿Cuál es el “siguiente nivel” en tu negocio? ¿Qué esperas para el medio-largo plazo?

Tras una época en la que hemos ido creciendo de forma sostenida, el siguiente paso debe ser el de dar un salto importante a nivel de cartera de clientes. Las grandes cuentas son el objetivo para poder ir haciendo más cosas que tengan que ver con la innovación y la generación de negocio.

También la internacionalización, en un sentido más amplio que el actual, ya que ahora contamos con clientes en el extranjero, sobre todo clientes de habla hispana, y poder ir creciendo de la mano de empresas con mayor volumen de negocio.

¿Crees que es importante la suerte para un emprendedor?

Es muy importante que la diosa Fortuna sonría a tu negocio, tienes que estar en el momento y sitio adecuados para que algunas cosas salgan.

Pero para aprovechar estos golpes de suerte tienes que estar muy bien preparado. Tanto tú como tu equipo debéis estar al 100%, y dar una buena respuesta a la oportunidad que se presente.

Así que diría que sí que influye, siempre que te lo creas y quieras seguir hacia adelante.

¿Cuál dirías que es la “fórmula mágica” que te está funcionando como emprendedor? 

“Party hard, work harder”. Al final, si te lo pasas bien y disfrutas trabajando en lo que te gusta y en lo que crees, todo resulta más fácil, aunque está claro que el esfuerzo siempre debe estar presente.

En tu desarrollo como emprendedor, ¿dirías que la crisis actual es una oportunidad, o un freno?

En este caso es un freno, porque las empresas escatiman algo más en las inversiones publicitarias, y el reto es aún mayor.

Sin embargo no supone un obstáculo definitivo, aunque sí que requiere de cierta habilidad para poder superarlo.

Cuando comenzaste el proyecto, ¿cómo solucionaste el tema económico? ¿Alguna fórmula que te funcionara especialmente bien?

En esto no hay ningún secreto, ni fórmula mágica. Un buen producto o servicio, mucho trabajo y una pizca de suerte para poder ser rentables desde el inicio.

Si cuentas con fondos, saber bien cómo gestionarlos, y si no, buscando la fórmula que te dé la rentabilidad suficiente para crecer.

Equipo Pirendo

Si pudieras volver atrás, ¿hay algo que cambiarías en tu trayectoria como emprendedor?

En líneas generales, no, porque al final todo el camino recorrido me ha servido como aprendizaje. Es importante sacar lecciones de los errores que uno comete. Esta es la mejor fórmula para aprender.

Lo que sí cambiaré para la siguiente aventura que emprenda es el poder iniciar con unos fondos que te permitan innovar con mayor tranquilidad, y no depender tanto de las ventas en una etapa tan temprana.

Yo he tenido algo de suerte, pero emprender sin fondos es algo muy arriesgado que te puede llevar a una situación peor que la que tenías cuando empezaste.

¿Cuál dirías que ha sido el mayor éxito hasta ahora logrado por el proyecto? ¿Alguna “espinita” clavada?

El mayor éxito es que las grandes marcas y empresas confíen en tu producto, y eso te sirva para generar recursos y poder crecer en equipo. Cada persona que se incorpora aporta nuevas perspectivas y ganas de hacer cosas nuevas. Esa satisfacción es la recompensa a mucho trabajo detrás.

¿Qué conocimientos o habilidades fueron los que más echaste en falta al poco de montar tu negocio?

Aunque partía con muchos conocimientos técnicos, tenía un gran hándicap en el ámbito de las finanzas, legal y administración de empresas.

Como siempre, la experiencia y la necesidad de aprender al final sirven como motor para adquirir esos conocimientos y poder afrontar el reto.

¿Y qué es lo que más has aprendido durante todo este tiempo?

Que por mucho que te esfuerces no siempre obtienes tu recompensa o llegas a tu objetivo. Cuando empieces a hacer algo no pienses sólo en la meta: ve por un camino que te apetezca disfrutar.

Según tu experiencia durante este tiempo, ¿cuál es el mejor consejo que le darías a quienes empiezan a emprender ahora?

Si no tienes fondos, no emprendas. Ahorra, busca un equipo con el que estés en sintonía y luego lánzate.

Puedes conocer mejor a José María desde su página personal, y su proyecto Pirendo en www.pirendo.com.

0

Check Also

Rosa Molina, socia y coordinadora internacional de ventas de Ko&Go

Rosa Molina, socia y coordinadora internacional de ventas de Ko&Go

“Nuestro proyecto empresarial tiene sentido gracias a la globalización” Rosa Molina Recio, de 28 años, …